Sos del Rey Católico

Durante la pandemia, ese tiempo oscuro que tan rápidamente hemos olvidado, los viajes estuvieron muy limitados: ni aviones, ni barcos, ni trenes. Cuando se fueron abriendo las salidas, aún con límites y embozados, los jubilados seguíamos siendo población de riesgo. Había que optar entre seguir confinados en casa o buscar lugares poco frecuentados. Sin perder de vista nuestra inclinación por el románico, buscamos ejemplares ubicados en zonas rurales, lejos de las rutas turísticas.

En junio de 2020, para nuestra primera salida elegimos la comarca de las Cinco Villas. Reservamos cuatro días en el Parador de Sos del Rey Católico, emplazado en un magnífico mirador de la comarca, desde donde proyectamos varias visitas siguiendo los pasos románticos del Maestro Agüero. En cuanto llegamos nos dimos cuenta de que la misma idea que nosotros la habían tenido muchos otros jubilados y algunos jóvenes. El Parador estaba si no lleno, casi. Todos muy prudentes, aún con el miedo en el cuerpo.

Situado al norte de la provincia de Zaragoza en el límite con Navarra, Sos es un viejo asentamiento. Ya en el siglo X fue una estratégica plaza militar y en la Edad Media, un punto estratégico entre los reinos de Aragón y Navarra. No hay acuerdo sobre el significado del topónimo. Hay quien cree que significa “sobre un alto”, quien que alude a un pueblo prerromano, los suesetenses; para otros sería las iniciales de Sancti Oppidum Stephani, la villa de San Esteban. Ostenta el apellido del Rey Católico desde principios del siglo XX, por autorización de Alfonso XIII.

Fernando II de Aragón, por otro nombre el Rey Católico, es omnipresente en la villa. Su madre, Juana Enríquez, segunda esposa de Juan II, se encontraba en Navarra en marzo de 1452 cuando sintió que se acercaba el momento del parto, corriendo a territorio aragonés para dar a luz. Esta Juana Enríquez, acusada de ambiciosa e intrigante por los historiadores, todos hombres, por supuesto, preside el hall del Parador llevando de la mano al pequeño infante Fernando, paradigma de ambición y capacidad de intriga, ensalzadas en su caso como virtudes políticas.

En el caserón de la familia Sada nació el 10 de marzo su hijo Fernando, a quien la mente materna le reservaba grandes destinos. Juana, hija del almirante de Castilla, pertenecía a los Enríquez, rama ilegítima de la corona castellana y trabajó para que su hijo fuera rey de Castilla. No llegó a ver su sueño hecho realidad porque la muerte se la llevó antes de conseguirlo.

Sos se disputa con Ejea de los Caballeros la capitalidad honorífica de la comarca de las Cinco Villas. Pertenece con toda justicia al club de los Pueblos más Bonitos de España y es Conjunto Histórico Artístico desde 1968. Ubicado sobre la peña Feliciana, en una colina con dos lomas, en la más elevada se alza el castillo, origen de la villa, en el otro la judería. Sus murallas permiten el acceso por cualquiera de sus siete puertas: las de Zaragoza, Sangüesa, Jaca, Uncastillo, Levante, de la Reina y del Mudo. La reina es Juana Enríquez y el Mudo fue un sosiense apresado por los franceses durante el sitio de la guerra de la Independencia, que se mordió la lengua para no delatar a sus vecinos y murió desangrado ante esta puerta.

El callejero de Sos es un desfile medieval: casonas y palacios de piedra, portadas, escudos nobiliarios, pasadizos, plazuelas, restos de fortificaciones, construcciones románicas y góticas. Una continua escalada pues se diría que en Sos hasta las bajadas son cuesta arriba.

El castillo fue levantado en los siglos X-XI, la torre, de planta cuadrada y rematada en almenas, corresponde al siglo XII, construida en piedra de sillería sobre roca, se encuentra en regular estado.

Recostada en el castillo y también con aire de fortaleza, se alza la iglesia parroquial de San Esteban, de los siglos XI-XII. Románica, con sus tres ábsides al exterior y tres naves al interior, que no pudimos ver porque a la sazón estaban todas las puertas cerradas. Tiene una bonita pero deteriorada portada con un rico programa escultórico, no del todo protegida por una bóveda de crucería gótica. En el tímpano se distingue con dificultad un Pantocrator con el Tetramorfos.

Igualmente estaba cerrado el pasadizo que comunica el castillo con la iglesia-cripta de Santa María del Perdón, situada en el interior y de la misma época que la iglesia de San Esteban, por lo que no pudimos ver sus capiteles ni su portada ni las pinturas murales góticas del XIV.

El palacio de Sada, lugar de nacimiento de Fernando el Catolico, es una construcción de los siglos XVI-XVII, de austera fachada renacentista y sobria puerta con el escudo de la familia propietaria, marqueses de Campo Real. Actualmente es Centro de Interpretación de la época. La iglesia de San Martín de Tours, del siglo XIII, servía de capilla privada de la familia Sada. Tras el palacio se extiende la vieja judería.

La Plaza Mayor acoge el Ayuntamiento, obra del siglo XVI mandada construir por el concejo, y el Colegio Isidoro Gil de Jaz, personaje que fue ministro de Carlos III, del XVIII. En los muros del Ayuntamiento se pueden leer dos sentencias bíblicas: “Dice Dios nuestro Señor, en la casa del que jura no pasará desventura” y al otro lado, “De toda palabra ociosa darán los hombres cuenta rigurosa”. Lo que no son malas advertencias en un edificio municipal.

De las trece ermitas que se llegaron a contar en los alrededrores de Sos hasta el siglo XVII solo queda la de Santa Lucía, construida en el siglo XIII en un románico ya tardío, con portada posterior de estilo gótico.

Callejear por Sos es placentero y en algunos rincones, sorprendente. “Merde pour les volontiers de Mina” escribieron los franceses cuando lograron entrar en la villa en una de las batallas de la Guerra de la Independencia, después de haber creído erróneamente que combatían contra los voluntarios de Espoz y Mina.

Otra sorpresa es encontrarse cerca del castillo con una escultura del cineasta Luis García Berlanga. Es el homenaje que Sos rinde al director que en 1984 escogió la villa para rodar la película La Vaquilla.

Fotos: ©Valvar

Una respuesta a «Sos del Rey Católico»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: